Go to content Go to menu

Un sueño argentino

mar 16, 15:23


Llevé a mis alumnos norteamericanos a la Escuela Técnica Raggio a ver el único gran grupo escultórico que queda del Pabellón Argentino de la Exposición Universal de París de 1889, la misma en la que se inauguró la Torre Eiffel. La escultura es una alegoría de la Argentina cuyo sentido era promocionar el país en términos simbólicos igual que el Pabellón lo hacía en otros más mundanos y concretos.
En el centro, la mujer semidesnuda representa a la Argentina; era típico en la época representar una república de esta manera. El gorro frigio debía hermanarla con Francia y los valores de su Revolución, que cumplía el centenario ese año. El toro manso, o amansado por la república, se refiere a la industria ganadera, que era la gran fuente de riqueza del país, al menos para la oligarquía, que al fin y al cabo era el grupo social en el poder y el que encargó tanto el Pabellón como esta escultura. A la derecha, el joven desnudo que siega está rodeado de atributos agrícolas, otra gran fuente de riqueza. Y a la izquierda, el hombre europeo (que sí lleva pantalones) va rodeado de atributos industriales, representando un país moderno, con toda la última tecnología.
El gobierno de la época gastó millones y millones en el Pabellón y la representación argentina en París. Tenían la ilusión de atraer capitales que financiaran sus proyectos de modernidad e inmigrantes europeos para poblar el país, siguiendo el sueño de Sarmiento.
Claro, la “Campaña del Desierto” del General Roca se había ocupado diez años antes de despoblar el país de indígenas y, en menor medida, de gauchos. La idea era abrir el terreno a la ganadería, porque hacía poco que se había inventado un método de congelación que permitía la exportación de carne a Europa (sin tener que llevar las vacas vivas) y hacía falta más terreno (mucho) para criar ganado en suficiente cantidad como para sacarle el máximo provecho al invento. El ferrocarril también había acortado las distancias y permitía acercar todos los productos del campo al puerto de Buenos Aires.

La idea de crear una París de Sudamérica, como se llego a llamar a la ciudad, surge en esta época también. Es esa generación la que empieza a traer arquitectos franceses. Y es esta idea que me ha dado por llamar el Sueño Argentino de 1880.
El Pabellón se me aparece como un emblema de ese sueño, su representación en la realidad. Una vez terminada la Exposición Universal, sin embargo, la delegación argentina en París intentó venderlo. Era de hierro, como la Torre Eiffel, y se podía desmontar. No hubo compradores, así que decidieron traerlo a Buenos Aires.
Algunas partes se perdieron en una tormenta durante la travesía transatlántica, pero llegó más o menos entero a Buenos Aires. Luego se hizo un concurso de licitación para ver quién quería armarlo y explotar la concesión: lo hizo un inglés, que utilizó el pabellón para diversos tipos de exposiciones hasta 1910, cuando con el Centenario, fue recuperado por la Nación para montar ahí el Museo Nacional de Bellas Artes.
En 1934, el Pabellón fue desmontado y vendido como chatarra, una especie de colofón a ese Sueño de tres generaciones atrás que nunca se terminó de cumplir. Ahora ya sólo quedan el grupo escultórico de la Escuela Raggio y algunos mástiles repartidos por la ciudad.

(Hace falta agradecer a Carlos Morales por permitirnos la entrada al recinto de la escuela, y por mostrarnos el museo que él y otros profesores están montando, dedicado a la historia de la enseñanza en ese centro.)


21 Respuesta a "Un sueño argentino"

  1. Ricardo Watson dice:

    me encantó el análisis del grupo escultórico. Que locura que eso haya terminado sus días ahí, al borde de la Gral. Paz

  2. Roger dice:

    Bueno, sus días no los ha terminado, la escultura sigue existiendo y la tienen bien cuidada, aunque sí se siente que los restos (están también los mástiles) del pabellón están como exiliados.

  3. anvamor dice:

    Roger, gracias por contar esta historia ignorada por mucha gente. Acabo de descubrirla en tu página y no puedo menos que remontarme a aquellos años, criticados por muchos, vanagloriados por otros, pero que, sin duda, formaron parte de una idea de país lamentablemente muy lejana a la actual.

  4. Roger dice:

    Hola Andrea
    La idea de país es, en efecto, lejana, no sé si lamentablemente o no. Es en realidad el surgimiento de una clase media numerosa y políticamente relevante la que destruye ese “sueño” de la Argentina. Es la clase media que surge de la inmigración europea, la misma que la generación de 1880 quería traer al país para repoblarlo. Así que su sueño se cumplió, pero no como esperaban.
    Después, claro, han sucedido muchas cosas dentro y fuera del país. El mundo es otro. Adaptarse es lo difícil.

    saludos
    rc

  5. Emil dice:

    Qué loco! Fui a ese secundario y nunca me explicaron qué era esa estatua que estaba en el patio.

  6. Manke dice:

    Estimado Roger Muy buena la información y descripción del grupo escultórico R. A. Estuve un tiempito preguntando y cómo a veces pasa (muchos extranjeros, supongo, que lo eres) conocen y se interesan mucho más de nuestros propios temas, en un sentido amplio.
    Te agradezco la publicación digital.

  7. Manke dice:

    Me olvidé de preguntarte por el autor, ¿sabrás quién la hizo?

  8. Roger dice:

    Hola Manke

    En algún momento supe quien la hizo, un francés. Pero he olvidado el nombre y las notas que tenía están en una caja que todavía no ha sido vaciada tras la última mudanza. Un día de estos la encontraré.

    En cuanto a los extranjeros interesándose más, es normal, para nosotros es todo nuevo. Pero aquí al lado en contrarás links de otros blogs sobre la ciudad hechos por argentinos, algunos son muy buenos.

    saludos
    rc

  9. Manke dice:

    Roger

    Muchas gracias por la respuesta, me interesa su nombre porque deseo saber de otras obras del mismo. Es probable, estimo, que haya trabajado con discípulos o quizá sean varios autores. Te comento que siempre la ví desde lejos, de re ojo y no parece de hierro, ¿tendrá baño o pátina permanente?, Saludos.

    PD. Muy buena la imagen del plano céntrico (almanaque de bolsillo) hallado en la calle.

  10. Manke dice:

    Estimado Roger:

    ¿Puede ser, que la escultura esté firmada en alguna parte?. Saludos.
  11. Roger dice:

    No sé si está firmada, pero ahí tienes una buena razón para ir y examinar la estatua de cerca.

    Saludos
    rc

  12. Manke dice:

    Estimado Roger

    Hace tiempo que vivo en el Sur, cuando vuelva a Baires (ideal), sin dauda pasaré a observarla en detalle, gracias por tus Rtas.
  13. MANKE dice:

    Estimados Roger et al.

    Estuvimos el sábado 22 de Agosto del corriente, con nuestro Hijo Manke Nehuen Rafael, mirando, viendo, tocando y explorando la escultura con suma curiosodad, gracias a que el cuidador de las instalaciones – Juan – nos lo permitió.

    El niño se trepó hasta dónde pudo mientras leí la firma del autor, un tal J. Hughes, si bien recuerdo, justo debajo del sector en dónde se halla el segador y la hoz.
    Tiene además otros detalles e inscripciones curiosos e interesantes.

    Lo más significativo es, pues bien, parte de la misma obra se halla en el jardín del Palacio Museo de la Flía. Raggio, allí en Gaspar Campos, cerca a la casa de J. D. Perón. Por ejemplo la del esclavo con el torso desnudo, es muy probables que haya pertenecido al conjunto de la obra, junto a otras partes que deben, necesariamente andar por allí.

    La misma, es parcialemnte hueca, por razones obvias de materiales, costos, realización, peso, traslado, etcs. entre otras.

    Realmente es maravillosa y mucho más grande de lo supuesto e imaginado.

    Espero alguna vez, contarte una historia relacionada a la misma narrada por un jardinero y una ama de llaves de la residencia cuando; allá entre los años 1966-1969, por laqs tardes volvía del colegio de la barranca del Ombú o Hyghlands y posteriormente del cole San Gabriel, al dar la vuelta manzanay que casualmente me los encontaba por ésos horarios en la calle de Gaspar Campos.

    Por entonces regresaba a la casa de mi abuela, bajando por las escaleras de ésa calle que se corta a la altura de la ex? casa de j. D. Perón….. hasta la calle Tapiales al 1130, cuyo teléfono era 790 0637.

    Volviendo el tema de la escultura, Roger, gracias por sacra la punta del éste ovillo tan particular.

    Sincera mente que siente, MANKE.-

  14. Martin dice:

    Efectivamente el artista que realizó la obra fue Jean Dominique Hughes. Mi nombre es Martin Fioretti soy profesor en Historia, trabajo en las Escuelas Raggio y soy integrante del equipo del Museo Archivo Tecno educativo Lorenzo Raggio, que se encuentra en la Escuela e intenta resguardar el patrimonio historico y cultural (la escultura es nuestro icono)
    Roger: La clase media nos es la clase relevante que destruye el “sueño” de unos pocos. Las estructras economicas de la Argentina, es decir la prropiedad de la tierra en pocas manos, es la que la destruye. Esos eran tiempos en que se construian paises centrales y perifericos. EEUU es lo que es porque el norte industrialista vence al sur agroexportador, el modelo industrialista paraguayo es destruido para borrar de latinoamerica un ejemplo. El recurso natural de la Argentina es la tierra, como lo es el cobre en Chile, el gas en Bolivia y el petroleo en Venezuela. En estos paises ese recurso natural es de todos (es del Estado), en la argentina siempre fue de unos pocos, de ahi nuestros viejos problemas. Algo mas, la clase media es la que labura, la que pone el lomo, es la que construye, nunca destruye. Martin Fioretti

  15. Daniel dice:

    Perdón no es el único grupo escultórico que sobrevivió; existen otros dos menores los de las esquinas:“La Navegación” y “La Agricultura”; a la vista del público, la primera en avda. de Los Incas y la otra en San Isidro Labrador.
    http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=275084&page=17

  16. oscar dice:

    muy buena descripción del grupo escultórico y mu buen art{iculo, gracias por la publicación

  17. HECTOR BASABRO dice:

    Hola Roger, me identifico con el ex alumno al que nunca le llego informacion sobre la magnificiencia de la escultura. Deje la escuela en 1960 (mecanica)

  18. Ayelén dice:

    Hola, yo soy alumna de ese colegio y siempre me interesó saber el origen de esa escultura, en mi opinión personal siempre me maravillo, te agradezco este artículo. Siempre voy a recordar la escultura con gran aprecio, muchas gracias

  19. Emiliano Pepa dice:

    Llegue a esta nota por la siguiente noticia. No conocía la historia, tengo la piel de gallina.
    http://www.lanacion.com.ar/1693091-venden-por-internet-los-restos-del-pabellon-argentino-de-1889

  20. Beatriz dice:

    La obra es de Jean Dominique Hugues

Leave A Reply

Ayuda Textile