Go to content Go to menu

Sobre guías y viajes

may 4, 17:07

No hace mucho, en una librería de viajes, pregunté por las guías Let’s Go (que, por cierto, no tienen una para Argentina). El dueño me dijo que esas no las recomienda ni vende, aunque luego vi un par en sus estanterías, porque las hacen estudiantes y no profesionales. Le comenté que yo las he usado durante años para viajar barato y que rara vez me han defraudado, mientras que las recomendaciones en muchas de las otras guías eran para establecimientos de lujo, o por lo menos caro. A cada quién sus gustos, contesté, pero le vi en el tono y en la cara que yo no le había caído bien.

Las guías de lo barato me gustan porque te dirigen a sitios más difíciles de encontrar. Los hoteles caros salen como setas en las guías, las revistas, en internet; para eso pagan. Lo caro es casi siempre fácil de encontrar; lo barato no tanto. Además, hace muchos años que el lujo dejó de impresionarme; y acudir a esos establecimientos para impresionar a los demás, bueno, en realidad no es lo mío. No soy tan infantil.

Ahora acaba de salir un libro de Thomas Kohnstamm, Do Travel Writers Go to Hell?, que ha causado un escándalo. En él cuenta cómo viajando para escribir sus guías, los hoteles y restaurantes le pagaban para recibir buenas menciones. También, si se le acababa el dinero y no había terminado su viaje, mentía, lo inventaba, lo copiaba de otras guías, y cuenta que no era el único, sino que esta situación era general.

Está claro, con sólo hojearlas, que las revistas de viaje siempre cuentan lo mismo: lo maravilloso que es el sitio, lo encantador, lo excepcional. Está claro que cobran por ello, y que no es más que publicidad. Ninguna revista está dispuesta a arriesgar sus ingresos con la verdad, y menos con los aspectos prosaicos de todo viaje: el aburrimiento, el cansancio, el mal trato del personal, las condiciones sociales de lugar, la vida tal y como es.

Dicen que a los lectores esto no les interesa. Algunos, los más honrados alegan que lo que están vendiendo son sueños. Pero claro, luego uno viaja, y se despierta.


Leave A Reply

Ayuda Textile