Go to content Go to menu

Las bibliotecas

dic 2, 17:04


Como siempre, me faltan libros. No importa dónde esté, o el tamaño de mi colección, siempre hay por lo menos un libro que necesito y que no encuentro. Esto me llevó a pensar en las bibliotecas y la importancia que han tenido para mí a través de los años. Estudié en Estados Unidos, y no me cabe la menor duda de que las bibliotecas universitarias de ese país son las mejores del mundo; sus colecciones, muchas veces enormes y siempre de fácil acceso, me permitieron leer, leer y leer durante años. Luego, de vuelta en España, me encontré con que las bibliotecas, tanto las universitarias como las públicas no les llegaban ni a las rodillas a las que llegué a conocer en Estados Unidos. Y no sólo es cuestión de presupuesto (aunque en parte está claro que sí), lo que en muchos lugares falta son ganas. Las bibliotecas de acceso público sobreviven por medio de donaciones, en dinero, en libros, en espacio. Y esa es principalmente una cuestión de voluntad.

Bueno, así que pensando en esto de las bibliotecas, se me ocurrió ir recorriendo las que hay en buenos aires, tanto las públicas, como las privadas de acceso público. No sé qué encontraré, al fin y al cabo se trata de una exploración. Es lo que tienen las ciudades, siempre hay otro tema que explorar. Ya veremos qué ofrece este viaje por las bibliotecas de Buenos Aires.


2 Respuesta a "Las bibliotecas"

  1. Robert dice:

    Hace mucho que queria dejar un comentario aca porque me parece fantastico el blog. Queremos todos una BsAs ideal… te felicito por promover la idea.

    Como ya sabes creci en EEUU pero es mas, creci en la biblioteca pública de Memphis. Fue la mejor niñera que tuve… pedí a mi vieja que me llevara y que me dejara ahi, muchas veces para el dia entero. Era una biblioteca chiquita pero a esa edad todo parece mas grande de lo que es. No importa. La disponibilidad de miles de libros me fascinaba. Con el correr de los años me hice amigo a todo el personal que trabajaba ahi, inclusive trabajé sin sueldo para ayudarles combatir el bajo presupuesto que recebian del gobierno de la ciudad.

    Me impresionó el sistema de pedido en las bibliotecas publicas. Si querias un libro y no lo tenian, pusieron tu nombre en “el sistema” y te llamaba para avisar cuando llegó. Y no te cobrarian un mango. Alucinante. Ni hablar con las bibliotecas universitarias que mencionas. Podes tener en tus manos libros de todo el pais en cuestion de semanas.

    En España nunca intenté ir a una biblioteca pq no manejaba el idioma suficiente bien para pedir nada. Aca es otra historia. No entiendo como puede ser tan dificil de conseguir informacion basica. Por suerte ya fui tantas veces al Instituto Histórico para que me conozcan y que me ayudan encontrar todo lo que quiera. Sin mala onda. Pero en general es un tema que nadie se preocupa demasiado. Hay un monton de libros aca que quiero leer pero no sabe donde encontrarlos… o me tomaria todo el dia.

    En fin, creo que escribi too much pero bueno, tocaste un tema sentimental para mi. Abrazos.

  2. Roger dice:

    Hola Robert

    Como amante de las bibliotecas, creo que te gustará este artículo: In Praise of the Town Library

    Al leer ese artículo y pensar lo mucho que echo de menos las bibliotecas que he conocido, se me ocurrió ir explorando la ciudad en busca de las más interesantes.

    Por lo pronto, el miércoles voy a ir a la del Casal de Catalunya. Ese para mí es un tema sentimental, como dices, ya que soy catalán, y entre los libros que me faltan aquí están algunos de Pla y de Sagarra.

    Un abrazo

Leave A Reply

Ayuda Textile