Go to content Go to menu

La Cervecería Munich

ene 9, 15:49


Construida en 1927, a instancias del empresario catalán Ricardo Banús, por el arquitecto húngaro, afincado en Buenos Aires desde 1921, Andrés Kálnay, la Cervecería Munich fue el punto neurálgico de la vida veraniega y paseante de los porteños en la Costanera Sur, donde nueve años antes se había inaugurado el Balneario Municipal. Esa era la playa de Buenos Aires. Todo se fue al carajo en los años 60 por culpa de la contaminación extrema del río. Ahora el edificio de la Munich, en bastante buen estado, es la sede de la Dirección de Museos de la Ciudad.
Vale la pena notar que la “playa de Buenos Aires” permanece en la memoria colectiva como lugar de esparcimiento. Los domingos y festivos, la Costanera se llena de gente que va a pasar el día, a comerse un choripan o un lomito y tomarse una cerveza a la sombra. Lo que falta es la posibilidad de meterse en el agua. A mí me da la impresión de que es como volver a un lugar de donde se han ido todas las personas queridas que uno conoció ahí. No por nada dicen que una de la principal característica de Buenos Aires es su mutabilidad, que a la vez es la fuente de la nostalgia y la melancolía que también se le atribuyen.

Los detalles de la decoración del edificio son de lo más divertidos. Siempre en torno al tema de la cerveza, se pueden ver mosaicos, grabados en el cemento del exterior, vitrales, gárgolas y esculturas.











También hay algunas figuras tradicionalmente asociadas con lo diabólico que no sé muy bien qué hacen ahí: el macho cabrío, por ejemplo.




NOTA: Siempre que quiero saber algo de algún arquitecto que haya trabajado fructíferamente en Buenos Aires, voy al blog correspondiente de Alejandro Machado, probablemente el mejor documentalista arquitectónico de la ciudad en la red.


10 Respuesta a "La Cervecería Munich"

  1. Bruno dice:

    Hola Roger, Que buena nota!
    Buenísimo también el link de los arquitectos.
    Recomiendo un edificio de Kalnay que se encuentra en Medrano y el pasaje lezica (a unos metros de Rivadavia).
    Que triste ver como se destruyen edificios tan bellos.
    Imaginate un museo gigante con unas paredes ocupadas por pinturas de Picasso, Dalí, Richter, etc. y alguien viene y pinta arriba para “modernizarla”, no sé, quizás el ejemplo es medio boludo, pero duele ver como destruyen edificios incríbles impunemente.
    Abrazo grande, Bruno

  2. Roger dice:

    Hola Bruno

    Esa casa de Medrano y Lezica siempre me ha llamado la atención. Parece misteriosa, llena de recovecos, pero al mismo tiempo como que invita. Es una lástima que los habitantes se tengan que comer todo el ruido y el humo de los colectivos, que por ahí tienen paradas, además del semáforo de Rivadavia.
    Sobre lo que dices acerca de la destrucción de edificios, creo que escribiré un post sobre eso, a ver si puedo poner en negro sobre blanco algunas ideas que tienen que ver con los conceptos de ciudad, patrimonio, bienestar social y algunas otras cosas.

    Abrazo grande
    rc

  3. Diego dice:

    hola me encanto la pagina y las imagenes de la munich, estuve hace poco, y por suerte pude hacer una visita guiada, con respecto al tema del macho cabrio, mas que algo diabolico,por lo que yo entendí, en aleman se lo llama “bock”, que es como tambien se llama a una variedad de cerveza negra, esta cerveza es muy fuerte, y imagen del macho cabrío se utiliza como logotipo de las cervezas alemanas negras,Los primeros que la fabricaron fueron los monjes italianos franciscanos de Paula en Baviera, ellos la usaban para sustituir los alimentos cuando estaban de ayuno durante la Cuaresma. Y es que la bock ofrece una alta cantidad de energía y nutrientes. Si vos te figas bien, la munich es un lugar repleto de simbolos e historias, estaria bueno, que puedas hacer una guiada alguna vez, hay historias muy buenas como la de la baldoza del niño monje que subiste, te mando un abrazo.

  4. Magdalena dice:

    Enormes nostalgias al ver estas fotografías…. Mi padre regenteó la Cervecería Munich en los años 50, con una sociedad de 5 personas… Recuerdo pasar muchos momentos felices en este bellísimo edificio, disfrutar sus terrazas y balcones, sus hermosos vitrales, mirar con la curiosidad de mis ojos de niña esas lindas estatuas donde las palomas se posaban, como jugando con las imágenes….
    Mi padre se apellidaba Fernández y el resto de la sociedad eran los señores Bará, Crespo, Iglesias y Pérez… Si alguien tiene algo que ver con aquella época contáctese a mi dirección mfernandez_2004@yahoo.com.ar
    Es muy emocionante ver todo esto después de tantos años
    Saludos

  5. Mauro dice:

    Esta noche asistí con mi novia a ver un espectáculo en esta ex Cervecería Munich. Me impresionó el edificio y la reconstrucción que hicieron en su interior para el espectáculo “Crimen en la Munich” (buenísimo). Las mesas y sillas son iguales a las de la fotos y hasta las arañas, las sillas de madera con el logo en M, la barra con la registradora, el piano que me dijeron es original de 1927 y los cuadros que según me contó una señora son hechos por Tamara de Lempicka. Me anote todo y abrí Internet para saber todo de este palacio que nos enloqueció los sentidos y que fue en los años 30 una cervecería famosa de Quilmes. Pocas paginas encontré y esta es una de ellas y MUY BUENA. GRACIAS !!!

  6. Juan Pablo dice:

    Hola
    Muy bueno el blog, y muy buena la nota de “La munich”.
    Yo tambien soy un nostalgico de algunas joyas perdidas de buenos aires, sobre todo del “horizonte peridido”: el rio que casi ya no existe o no se ve.
    Elabore unos proyectos para que buenos aires recupere sus playas. Aca les paso el link. Hay una propuesta para costanera sur y otra para costanera norte. Espero que les interese. http://posiblesbuenosaires.blogspot.com/
    Saludos

  7. Alicia dice:

    Hola visite la cervecería, y me encanto. Su arquitectura me resulto sorprendente. Tiempo después observe un edificio sobre Medrano y creo que Lesica, al que le encontraba algo familiar. Busque el nombre del arquitecto y !Oh sorpresa! también era de Kalnay. Dicho edificio ostentaba carteles de venta. Ojala, ojala, que no sea demolido sino conservado. Es una pena que los argentinos nos extasiemos ante maravillas arquitectónicas de otros países, las que no solo no son demolidas sino conservadas y valorizadas como patrimonio cultural, y atracción turística. Ese es un ejemplo que debemos imitar.

  8. Fabian dice:

    Hola Alejandro,

    Muy buenas fotografías de un lugar emblemático de Buenos Aires

    La referencia a la cabra no es algo de connotación diabólica sino un referencia a la cerveza de tipo bock que junto con la stout eran las cervezas negras típicas de Centroeuropa por eso en el cuerno de la cabra cuelga un brezel que es el acompañante perfecto de una cerveza bock ;)

  9. Gaston dice:

    La magnifica cervecería Munich la descubrí yendo a ver allí un espectáculo que trata de asesinatos que sucedieron alli en los años 30. Me volvió loco el edificio y la historia de su construcción que es una verdadera joya arquitectónica. Adentro conserva las mesas y sillas de entonces y el espectáculo lo ves sentado en ellas y te regalan cerveza y a los 10min te hacen creer que estas en los años 30. No creo hay antecedentes de un espectaculo asi en Buenos Aires. Felicitaciones al director del Museo.

  10. Sebastian Baron dice:

    hola a todos !!! soy estudiante de turismo y tengo que hacer una guiada en la cerveceria munich me pueden ayudar con algun comentario sobre la baldosa del niño monje…por ejemplo y si saben alguna otra historia para destacar se los voy agradecer. gracias por todos los comentarios. me fueron de gran utilidad. el detalle del bretzel en el cuerno fue genial. gracias a todos y un fuerte abrazo

Leave A Reply

Ayuda Textile