Go to content Go to menu

El tiempo es oro

jun 26, 20:20

Es absurdo, lo sé, y no tengo explicación, pero el oro siempre me ha hecho reír. El oro como palabra, el oro como metal que la gente lleva encima. No sé si esto será también una risa dirigida a nuestros valores más profundos como sociedad, entre los cuales el oro ocupa un lugar privilegiado.

Una vez me salió del cráneo una especie de aforismo que creo que desvela este asunto: La especulación inmobiliaria es a la playa lo que el oro al cuerpo de una maruja. Para los argentinos, traduzco: maruja es un ama de casa de clase media.

Pues bien, últimamente he ido anotando instancias en que el oro aparece en el nombre de algún comercio:

  • La Yema de Oro, fábrica de pastas (Directorio 4806)
  • La Llave de Oro, café-bar (Lavalle 1946)
  • Nuevo Río de Oro, confitería (Córdoba 3601)
  • El Ciervo de Oro, bar (Julián Álvarez y Velazco)
  • 9 de Oro, marca de bizcochos
  • La Bolsa de Oro, fábrica de bolsas de plástico (Luis Viale 699)

Ésta última confirma una de mis intuiciones, de hace mucho: en los ochenta tenía una compañía de teatro que se llamaba El Oro de Plástico/Plastic Gold. En la frontera entre México y EEUU, era teatro bilingüe.


Leave A Reply

Ayuda Textile