Go to content Go to menu

Café & Cigarrillo

ene 3, 17:34

A menudo me preguntan amigos españoles y argentinos cómo hago para disfrutar de mis dos vicios favoritos: el café y el tabaco simultáneamente y fuera de casa. En otro artículo ya comenté mi placer en las barras de los bares, prácticamente irrecuperable en Buenos Aires. Y lo es por varias razones: la más evidente es que se ha perdido la costumbre de la barra, otra razón es que el café es, en términos relativos y absolutos, más caro aquí que en españa. ¿5 pesos por un café, un euro veinte? En España está como a un euro el café… aunque allí ganan euros y aquí ganamos pesos. Entonces, al cliente no le conviene usar la barra, que es para tomar algo rápido y seguir camino. Si tiene que pagar ese precio tan caro por el café, no le queda otra que quedarse una o dos horas, ocupando una mesa y considerando que el precio alto incluye el alquiler del espacio en el que se ha instalado. O quizá sea al revés: el café es tan caro porque la gente se queda mucho tiempo, ocupando una sola persona una mesa para cuatro, y los bares se ven obligados a cobrar el uso de su espacio. En cualquier caso hay que considerar que el precio del café incluye el alquiler de la mesa por lo menos durante una hora.
Pero siendo fumador, no me puedo quedar una hora leyendo o escribiendo sin encender un cigarrillo. Simplemente se convierte en una tortura de ansiedad y mal humor el rato que debía pasar cómodamente en ese bar, o living room público. Así que en los meses que llevo en Buenos Aires me he ido haciendo una lista de los bares que permiten fumar; esos son los sitios a los que voy, los demás ni los considero: no entro en un espacio en el que no puedo estar tranquilo y encima tengo que pagar.

Aquí está mi lista de cafés y bares con espacio para fumadores:

  • Tortoni, en Avenida de Mayo 825. No voy casi nunca porque está lleno de turistas y es caro por eso.
  • London City, en Avenida de Mayo y Perú. Este es el sitio al que voy cuando estoy por la zona.
  • La Biela, en Avenida Quintana 600. Un poco garca y caro, pero el servicio es bueno.
  • Margot, en Avenida Boedo y San Ignacio. En el corazón del barrio de Boedo, un bar antiguo, reformado, en el que durante el verano la terraza está siempre llena.
  • El Federal, en Carlos Calvo y Perú. Otro bar antiguo, mi favorito en San Telmo.
  • La Perla, en Rivadavia y Jujuy. Es feo, reformado en los 90 con vidrio y latón. Aquí tenía su tertulia en los años 20 Macedonio Fernández.
  • Tolón, en Santa Fé y Coronel Díaz. Cafetería moderna, cómoda, sin grandes encantos excepto que permite fumar.
  • Café del Carmen, en Rivadavia y Avenida La Plata. Me queda cerca de casa.
  • Jonathan, en José María Moreno y Formosa. Tiene una terraza que en invierno cierran y calefaccionan, con lo cual parece más interior que exterior; donde paro cuando vuelvo del Mercado del Progreso, y muchas otras veces para leer o escribir.
  • Cafetería de la Estación Retiro. Es enorme, con techos altísimos.
  • La Paz, en Corrientes y Montevideo. Otro bar mal reformado (malditos 90), pero en un buen sitio.


6 Respuesta a "Café & Cigarrillo"

  1. Gemma dice:

    Los cafés a euro en Espein resultan cada vez más difíciles de encontrar amigo Colom. Además no deja de resultar curioso que en una misma zona puedes tomarte un café por 1€, 1,20€ y hasta por 1,40€ dependiendo de bar al que entres.

    Por cierto, he descubierto un barecillo frente al mercado de Russafa que te gustaría. Está regentado por un castellano-leonés seguidor del Atlético de Bilbao, miembro de la filá mora de Crevillent, y que vivió durante muchos años en Noruega, donde aún residen algunos sus hijos y nietos. Con una barra que ocupa todo lo largo del pequeño local, eliminó hace un año la cocina porque teniendo el mercado en frente – y en él puestos donde se preparan bocadillos – era un estupidez cobrar 4 ó 5 euros por un bocata que en frente se consigue por 2,5 ó 3. Así que los asiduos compran el almuerzo fuera y se lo comen en el bar donde piden la bebida; y todo en la barra “como ten que ser!”. Las dos mesas que tiene normalmente se usan para dejar las chaquetas, y lo que era la cocina se ha convertido en un almacén donde apila cajas de bebida y guarda trastos del vecindario amigo. Tal vez escriba algo sobre el lugar.

    Un abrazo,

    gp

  2. Roger dice:

    Hola Gemma

    Vale, pongamos que en Valencia pagas 1.40€ por un café (bueno, tú lo pides cortado, que cobran más), pero ¿porqué vas a pagar 1.25€ en Buenos Aires, donde un buen sueldo no llega ni a los 900€? Esa es la bronca. Imagínate que tuvieras que pagar 4-5-6€ por un café. Imposible.

    Sobre el local de Russafa, suena genial. Tendrás que meterlo en la lista de los sitios a visitar cuando vuelva yo por esos fueros. ¿Conoces el Clementillo, en la esquina de Zapadores y Planas? Otro gran clásico. Dile a Villavert que te lleve.

  3. Gemma dice:

    Es cierto, no lo analicé desde ese punto de vista (tengo que volver a BsAs para ponerme al día, y ya queda menos para ello ;-p)

    Respecto al Clementillo no lo conozco, pero iré, gracias por la información.

  4. Bruno dice:

    Hola Roger, ya me encuentro en Bs As.
    Llegamos ayer de La Cumbre, Córdoba.
    Que lugar!
    Aire puro, arquitectura inglesa y alemana en medio de montañas, silencio.
    Igualmente, el tema de tu post no es el aire puro, sino más bien, todo lo contrario. Así que aquí vamos.
    Comparto tu indignación por no poder tomar un cafecito mientras te fumas un pucho, es como ir a comer fideos, y adentro del local comer la pasta, y afuera la salsa.
    Buena tu lista de lugares. Mi favorito de ahí es El Federal.
    También esta el Bar Roma, para fumar en una linda vereda del Abasto, pero no se puede en el interior.
    Cuando quieras, nos encontramos.
    Abrazo grande, Bruno

  5. Roger dice:

    ¡Bienvenidos de nuevo a la Perla del Plata!

    Estuve en el Roma y ya tengo medio post escrito. Me falta volver, mejor contigo, y hacer fotos. Un verdadero clásico.
    Aunque últimamente escribo mucho sobre bares. Tengo una lista de unos veinte artículos sobre otros temas que me interesan. Tengo que trabajar más. Esa es siempre la consigna: más trabajo, ¡más trabajo!

    Un abrazo
    rc

Leave A Reply

Ayuda Textile